Blog

21 de ago 6 minutos de lectura

Los primeros pasos de Yvera Labs

El desafío de crear una App de Estadísticas

Yvera Labs es el laboratorio de diseño de soluciones tecnológicas del Ministerio de Turismo de la Nación. Con frecuencia semanal, los equipos de innovación y tecnología nos reunimos para trabajar en los diferentes productos, servicios o experiencias que nos solicitan o deseamos desarrollar a partir de inquietudes que surgen del trabajo cotidiano.

Nuestra intención es contar el enfoque metodológico que utilizamos al momento de diseñar una solución, a través de la experiencia de trabajo concreta que tenemos diariamente. Por lo general, tratamos de llevar adelante para cada propuesta, un proceso de trabajo con un enfoque ágil, factible y viable, aplicando una metodología que nos guia a través de un procedimiento focalizado en los objetivos que deseamos alcanzar.

Nuestro trabajo se genera a partir de pedidos concretos o también a partir de problemáticas detectadas en algún eslabón de la cadena de valor del sector turístico. Desde este punto de partida, comenzamos a relevar los requerimientos y transitamos las distintas etapas del proceso de trabajo hasta la obtención del prototipo funcional. 

Trabajamos en un equipo pequeño e interdisciplinario con fuerte orientación hacia el logro de objetivos y con la firme convicción de que el trabajo organizado potencia nuestras probabilidades de generar productos eficientes.

Detectando necesidadesPrimera reunión con el equipo de estadística

"Mañana en la reunión vamos a comenzar a trabajar con un nuevo producto que sirva para mostrar de manera interactiva las estadísticas internacionales del turismo del país."

Uno de los desafíos más recientes ha sido el desarrollo de un producto digital para mostrar y difundir las estadísticas de turismo emisivo y receptivo de Argentina, a través de nuestra plataforma tecnológica Yvera. El punto de partida del proceso de diseño comenzó con el reconocimiento de la materia prima disponible: una tabla de datos y dimensiones con las estadísticas correspondientes y la posibilidad de acceder a más datos concretos a través del contacto fluído con el equipo de estadística del Ministerio. Más que suficiente para dar los primeros pasos.

Nuestra premisa fundamental para el desarrollo de productos, servicios o experiencias es trabajar siempre situando al usuario en el centro del proceso. Es por eso que construimos prototipos para validar el diseño, las funcionalidades y la experiencia, y mantenemos reuniones de verificación periódicas con los usuarios finales con el objetivo de obtener el feedback necesario que guie nuestro proceso de trabajo hacia una mayor satisfacción de las necesidades y una mejora continua en la experiencia de uso.

Entendiendo el problema 

El primer paso que dimos para el desarrollo de la solución, fue la elaboración de un sketch, el primer ladrillo de nuestra construcción que nos permitió plasmar en un boceto básico, las primeras ideas conceptuales y generales e ir aportando elementos para desarrollos posteriores más específicos y concretos.

Luego del levantamiento de requerimientos y el análisis de los datos e información disponible, volcamos las primeras líneas y propuestas enfocadas en la solución del desafío. Este primer paso fue clave, ya que nos permitió analizar al usuario y comprenderlo a partir de sus necesidades.  Así, a partir del sketch pudimos repensar el desafío, entenderlo mejor y embarcarnos definitIvamente en el proceso de diseño.

En esta instancia utilizamos distintas herramientas como pizarrón, papel, software, tableros, etc., aunque lo importante no fueron los soportes, sino las primeras ideas y experiencias que imaginamos y comenzamos a explicitar, siendo fundamental en esta etapa la creatividad y sobre todo la flexibilidad para buscar distintas opciones y alternativas.

La primera instancia de convergencia

Luego de entender el problema y pensar soluciones, comenzamos a confluir hacia una representación gráfica con mayores precisiones. Desarrollamos wireframes para plasmar cada parte importante del producto final.

Tomando el sketch como elemento de partida, transformamos las ideas que teníamos en el primer esquema de la interfaz de usuario, y pusimos mucho énfasis en la convergencia de todos los conceptos, ideas, contenidos y flujos de comportamiento deseados.  En este paso, iniciamos el análisis de las futuras funcionalidades del desarrollo, pero sin preocupamos todavía por elementos como imágenes, íconos, hojas de estilo o textos puntuales.

Verificación con el equipo de estadística

Una vez verificados los wireframes por los integrantes del equipo de innovación y tecnología, elaboramos un Mockup, donde maquetamos  de manera estática la interfaz de usuario del producto final que imaginamos. Esto nos permitió entender la interrelación de las diferentes partes y evaluar los flujos y comportamientos antes pensados.

Todo esto se logró a partir de la representación de la interfaz, donde plasmamos las interrelaciones necesarias entre los distintos elementos y pudimos ir probando el producto para lograr un mayor grado de vinculación entre las distintas funciones y las necesidades del usuario.

Los mockups desarrollados contaron con:

  • Un diseño detallado, que nos permitió avanzar hacia el prototipo.
  • Vinculación y relaciones entre elementos y contenidos. 
  • Definición del layout, paleta de colores e iconografía.
  • Fotografías, algunas finales y otras a modo de ejemplo.

Así, realizamos la verificación del producto con el equipo de estadística. A través del mockup surgieron muchas consultas y feedback sobre el diseño y el flujo de comportamiento, lo cual nos resultó muy útil para dar el siguiente paso.

Tratá. Experimentá. Iterá.

El paso final del proceso fue la construcción del prototipo. Fue una etapa muy importante, donde agregamos todo lo necesario para que el producto pudiera mostrarse en una versión sólida y funcional:

  • Funcionalidades: desarrollamos el backend;
  • Base de datos: por primera vez trabajamos con la base de datos real. De esta manera pudimos desarrollar los primeros gráficos reales;
  • Textos, imágenes, íconos y todo lo demás: agregamos todos los elementos necesarios para para obtener un prototipo funcional.

Finalmente, volvimos a verificar el desarrollo con el equipo de estadística y nos preparamos para lanzar el producto y recibir feedback de los usuarios finales, estableciendo todos los puntos de medición necesarios.

“¿De qué sirve una idea si sigue siendo una idea? Tratá. Experimentá. Iterá. Fallá. Inténtalo de nuevo. Cambiá el mundo.” Simon Sinek

Buscando la mejora continua

Somos conscientes que el desarrollo actual de cualquier producto, servicio o experiencia digital es un proceso de prueba y error, de iteración contínua. Es por eso, que como equipo creemos que la parte más importante está por venir. Estamos por entender si el desarrollo que hicimos será todo lo útil que pensamos para los usuarios finales. Estamos por entender cuáles son las funcionalidades que más les importan al usuario y cuáles podemos mejorar. Estamos por entender si lo que hicimos tiene sentido.

@Equipo de Yvera Labs